8.2.06

Buenas noches, y buena suerte

Hay familias marcadas por la televisión, de eso no cabe duda (y si no que se lo pregunten a Martin Tupper), y la de George Clooney es, desde luego, una de ellas. Sobrino de una actriz de cine y televisión e hijo de un presentador de TV y actor en más de una serie de la mal llamada caja tonta, no es de extrañar que ambiente su segunda película como director en un entorno que conoce al dedillo.

Y no está nada mal ambientada, la verdad. Clooney se moja recreando una historia real (con ciertas licencias) y de paso se larga un alegato contra determinadas conductas de los USA de los años cincuenta... y de hoy en día. Utilizando como referente la figura del Senador McCarthy y la caza de brujas hace una crítica nada disimulada de la situación actual que se vive en su país. Y no por poco disimulada es burda, gratuita o fácil, que conste. Un poco lenta en su desarrollo sí, desde luego, pero nada más.

Siguiendo la estructura casi de un falso documental nos cuenta la intrahistoria del primer programa de reportajes y análisis de la televisión yanqui (y quizás mundial) y de cómo desempeñó un papel clave para acabar con McCarthy. Y resulta cautivador, la verdad. Clooney salpica la historia de pequeños detalles (el productor del programa -papel que se reserva para sí mismo, que por algo es el director de la película- se sentaba a los pies de la mesa del presentador y le daba golpecitos en la rodilla para indicarle cuándo tenía que entrar, estaban prohibidos los matrimonios entre compañeros de trabajo... aunque fueran de distinto sexo) y no se corta un pelo: hacía años y años que no veía yo fumar tanto en una película norteamericana. Pero el gran logro de la película es la interpretación de todo el reparto, sobre todo de David Strathairn.

Strathairn presta su cara, pero sobre todo sus ojos y su voz -realmente hipnóptica en versión original- a Edward R. Murrow, el presentador de See It Now y es quien mantiene al espectador en la historia. Da vida al presentador tanto ante las cámaras (recreando -supongo- imágenes del programa original) como tras ellas, y es el verdadero soporte de la historia, que a fin de cuentas se limita a dar vueltas durante hora y media por un plató de televisión, con el riesgo que eso conlleva de que acabe siendo un tanto aburrida o repetitiva (y ese es el único pero que le pongo a la peli).

Claro que el resto del reparto (Clooney incluido) tampoco está nada mal en sus papeles. Nada pero que nada mal. En fin, que me gustó bastante, pero si vais a verla id con una buena dosis de paciencia porque es lenta, muy lenta. Avisados estáis.

7 comentarios:

cp dijo...

Pues si te gusto, no te pierdas Syriana, que aunque muy diferente, también es una critica bastante acida y politicamente muy poco correcta.

Diego dijo...

A la espera de que la estrenen por aquí estoy, CP...

bodera dijo...

Más que lenta es muy muy densa, pero el tema del que trata me pareció absolutamente interesante.

Te olvidas comentar que la película también mete caña al sistema de funcionamiento de la televisión actual. El inicio es totalmente revelador y demuestra que hay ganas de guerra.

La ví ayer en el Verdi en VOSE y me alegré mucho de ir por dos razones:
-la peli es buena
-hacia mucho tiempo que no veia una peli sin traducir y verdaderamente se agradece.

Jorge Iván Argiz dijo...

Eso BODERA.

Tu quítale el trabajo a los traductores, a ver piensa Diego de ti, jeje

zeke dijo...

Hola gente
El base Chauncey Billups, el escolta Richard Hamilton, el alero Rasheed Wallace y el pívot Ben Wallace son los jugadores seleccionados.

El escolta Vince Carter, de los Nets de Nueva Jersey, el alero Chris Bosh, de los Raptors de Toronto.

Buenas noticias para Fran y Dani tambien escogieron a Pau.

GO PISTONS¡¡¡¡

Un saludo

ZEKE

PD/ El All-Star se podra ver en cuatro.
PD2/ Lo siento no se por que hago estas cosas.

Anónimo dijo...

Por cierto, Clooney en realidad no quería salir en la peli, pero los productores le presionaron para compensar que se tratase de una peli en blanco y negro :)

Diego dijo...

Bodera

Cierto, no menciono lo de la caña al sistema televisivo actual, y es que la película empieza con un alegato bastante convincente de la función de la tele y los peligros que se corrían en los años cincuenta (que hoy son una realidad). Y sí, llámala densa, llámala lenta, llámala lo que quieras, la idea es que si alguien se anima a ir a verla lo haga avisado de que no es precisamente un ejemplo de ligereza... aunque merece mucho la pena.

Jorge Iván

Aunque Bodera haya ido a ver la película en versión original, en el Verdi (si es el Verdi de Barcelona, claro) sí que la ponen con subtítulos. Así que traducida sí que está, lo que no está es doblada al castellano. Y de todas formas, ya sabes que yo soy intérprete ;)

Zeke

Gracias por la info. Los Pistons no son como los Bad Boys de mi adolescencia (ay, Lambeer, mira que me ponías de mala hostia con tus marrullerías... menos mal que Isiah Thomas lo compensaba) pero entre ellos y San Antonio me quedo con ellos de calle.

Al usuario anónimo

Pues eso no lo sabía yo. Lo de que hubiesen 'obligado' a la presencia de Clooney, quiero decir. De todas formas si alguien obligó a Clooney debió de ser Warner Bros (que es la empresa que alberga a la productora de Clooney, Soderbergh y Grant Heslov) porque no creo que si él es el productor y director se obligue a sí mismo a actuar si no le apetece. O sí, quién sabe. Eso sí, el blanco y negro es precioso, y la fotografía está muy lograda, que conste.