4.1.06

Primer libro del 2006


Está bien, lo reconozco, en realidad el título no se ajusta al texto porque terminé la novela en cuestión durante el año pasado, pero me había quedado con las ganas de comentarla, así que aquí lo tenéis. Se trata de 'A River of Darkness', del periodista sudafricano Rennie Airth. Es el primer volumen de una trilogía y, aunque me había propuesto comentar los tres volúmenes juntos, me dejó tan buen poso que no me resisto (además de que creo que todavía no ha salido la continuación, tendría que comprobarlo).

El libro se podría incluir en una especie de subgénero de novela negra que está cobrando cierto auge en los últimos años y que, lo reconozco, me gusta bastante: la novela de detectives ambientada en los últimos años del siglo XIX y los primeros del XX. Básicamente, se trata de novelas que se centran en los primeros pasos de la relación entre la sicología y la investigación criminal, el uso del método deductivo y la aplicación de los distintos avances tecnológicos al proceso de investigación. Y ya que estamos, ahí van un par de títulos más que se podrían incluir en este subgénero (ambos novelas de Caleb Carr) El Alienista y The Italian Secretary (un nuevo caso de Sherlock Holmes que ya comenté hace un par de meses).

En fin, 'A River of Darkness' está ambientado en la campiña inglesa (en pleno Surrey) en la época inmediatamente posterior a la 1 Guerra Mundial. El protagonista es el inspector John Madden, veterano de las trincheras atormentado por su pasado en el frente y por la pérdida de su mujer e hija y con un innegable instinto para la investigación. En torno a él se articula toda una serie de secundarios bastante bien construidos, acompañados todos por unas excelentes descripciones del paisaje y las costumbres y ese tono tan británico del té a las cinco. Ah, y la historia, por si no había quedado claro, es la de la caza y captura de un sicópata traumatizado que realiza asesinatos rituales... con todo lo novedoso que eso debía de resultar a principios del siglo pasado. De hecho el estilo es un soplo de aire fresco, una mezcla de ingenuidad y conocimiento bastante bien lograda: a pesar de que sabes cuáles van a ser por lo menos parte de los rasgos del sicópata (podemos ver uno muy semejante en casi cualquier película de hoy en día), te crees que los protagonistas lo estén descubriendo por primera vez.

No es que la historia sorprenda, aunque tampoco lo persigue, pero sí que engancha. Recurre a lugares comunes (ese bobby de pueblo que todos nos imaginamos con sólo un par de palabras) pero los emplea muy bien y es una lectura de lo más agradable. Quizás pueda achacársele un pelín de lentitud en el tramo final, pero es algo mínimo. Lo dicho, una lectura agradable y muy recomendable.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Diego, feliz 2006 y gracias por esa recomendación. Dentro de ese género de novela policiaca situada a finales del siglo XIX creo que habría que destacar las novelas escritas por B. Akunin protagonizadas por un detective ruso, Erast Fandorin, que trabaja para los servicios secretos del zar.Hasta ahora se han publicado en España 4 novelas: El ángel caído; Gambito turco; Muerte en Leviatán; y Conspiración en Moscú. Saludos, jose manuel.

Coeur Noir dijo...

Hola, primera vez que visito tu blog y me encuentro con una muy buena reseña literaria.

Gracias por el dato.

Saludos

Pd. Sigue adelante con tu blog está muy bueno.

Diego dijo...

Jose Manuel, gracias por lo de Fandorin. Reconozco que no he leído nada de él, así que tan pronto tenga un hueco probaré a ver qué tal. Ya te contaré.

Coeur noir

Bienvenue. Espero que te pases por aquí con frecuencia y que sigas disfrutando del blog (y que sigas colgando poemas en el tuyo, ya puestos) Saludos