16.5.07

Croacia 1

Quién me mandará meterme en estos berenjenales. Si es que en el fondo me lo tengo bien merecido. Sólo a mí se me ocurre anunciar que trataré de hacer un diario de viaje de estos días que voy a pasar en Croacia. Tendría que saber ya que cada vez que me pongo a (o que tengo intención de) contar algún desplazamiento en esta bitácora, pasa algo.
Pongámonos en antecedentes. El jueves 17 y el viernes 18 son fiesta en Bruselas (y en Santiago, y en otros muchos sitios… la Ascensión) así que, cuando hace un mes me surgió la posibilidad de bloquear dos días en el trabajo y largarme a Zagreb primero y a Markanska (una ciudad en la costa sur croata, a una hora de Split) después, ni me lo pensé.
Y por fin llega el día, hoy, de empezar el viaje. Me pasé la mañana haciendo recados varios, traduciendo un par de cosas, reenviando otras que ya estaban traducidas pero habían desaparecido, hasta que me llegó la hora de salir de casa. Y me dirigí a la parada del autobús para hacer el trayecto habitual. En transporte público hasta la Gare Centrale de Bruselas y desde allí en tren al aeropuerto.
Pese a lo que algunos puedan esperarse, esta primera parte del trayecto no planteó problemas, afortunadamente. Pero la llegada a la estación ya fue harina de otro costal. El tren Express al aeropuerto, que suele llegar puntual como un reloj, llegó hoy con casi un cuarto de hora de retraso. Que no es algo que me molestase demasiado porque, para variar, esta vez iba al aeropuerto con tiempo de sobra. Pero tampoco me hizo gracia lo de ver cómo se iba llenando el andén hasta llegar al punto de que realmente se hacía difícil moverse. Supongo que así es como se deben de sentir en el metro de Tokio cada día.
El caso es que llego al aeropuerto y voy a consultar el enorme panel informativo que acoge al viajero cuando entra en Zaventem. Y la segunda en la frente. El vuelo de Croatian Airlines a Zagreb está cancelado. Yupi. Cinco días de vacaciones y el primero parece definitivamente perdido. Genial.
Me dirijo al mostrador de venta de billetes de Croatian y me dicen que tranquilo, que el vuelo está cancelado por un problema técnico pero que ya llega otro avión en camino para recogernos. Vale. Me voy a hacer cola para sacar la tarjeta de embarque. Soy el penúltimo de la cola. Y de repente a la pareja que está delante de mí le dicen que lo sienten mucho, pero que no quedan plazas. No puedo haber oído bien… o sí.
Y va a ser que sí. Cinco pasajeros nos hemos quedado en tierra. Joder, pues menos mal que me dio por venir con tiempo.
Volvemos al mostrador de Croatian y nos dicen que a ver, que no hay solución. Que no quedan plazas a Zagreb en ninguna compañía. No para volar hoy. Nos mosqueamos los cinco, pero de buenas maneras, y tras un rato de pelearse con el ordenador, nos dice la azafata que puede mandar a dos a Zagreb esta noche, vía Munich. De común acuerdo damos por sentado los cinco que los que se van a ir son los dos que viajan juntos. Bonita forma de empezar si no las vacaciones con tu pareja… sin ella.
Seguimos negociando (ninguno de los tres restantes tiene puñeteras las ganas de quedarse en tierra… uno va a una reunión mañana en Zagreb, el otro vuelve a casa después de una reunión en Bruselas y yo me piro de vacaciones, así que…) y nos proponen que volemos a Ljubliana, a unas dos horas en coche de Zagreb. Argh. Mientras estamos decidiendo qué hacer (y yo opto por la tradicional técnica de no abrir el pico a ver qué pasa) la azafata de Croatian nos dice que a lo mejor hay una plaza en el avión a Zagreb. En la cabina, con los pilotos. Cierro el pico, pero estoy deseando que sí que la haya. A pesar de todos los aviones que cojo, nunca he ido en la cabina, con los pilotos. Total, que en principio los otros dos se iban a ir a Ljubljiana y yo a Zagreb en la cabina del piloto pero de repente parece que hay otros dos sitios en el avión (¿estamos de cachondeo o qué?). Total, que al final echamos a suertes a ver a quién le toca con los pilotos y gana el de la reunión al día siguiente en Zagreb. Bueno, no me puedo quejar, por lo menos el asiento que me toca es en business. Menos da una piedra.
Y así llego por fin a Zagreb. Media hora después del horario previsto y tras toda una serie de negociaciones. Pero en Zagreb al fin. Y al salir por la puerta está ya mi amigo Esad esperándome. Menos mal.
Me doy cuenta de que me he dejado en el tintero algunos detalles, como que llevaba cuatro botellas de un litro de cerveza en el equipaje de mano y que (mea culpa) en virtud de la nueva legislación europea no voy a disfrutarlas yo, ni Matt Hollingsworth (al que aún no conozco pero que va a acogerme en su casa durante un par de noches, todo gracias a Esad Ribic, inspirador –casi- de este viaje) ni Esad sino un segurata belga. Pero seguro que eso os parecen cosas sin importancia.
El caso es que estoy en Zagreb. Que al final aterricé a eso de las nueve de la noche y que la página del Ministerio de Asuntos Exteriores (http://www.mae.es) no miente, basta con el DNI para volar a Croacia, no necesitáis el pasaporte. Ahora mismo escribo justo antes de irme a dormir, desde el salón de Hollingsworth y su novia, Nara, y tras una sesión de bienvenida como sólo Ribic (y aquellos que le conozcáis –aunque sea de oídas- sabréis a lo que me refiero) puede dar. Birras en cantidades demasiado exageradas como para que las reproduzca aquí y muchas, muchas, muchas risas. No me quedo en su casa porque está llena ya con otra gente que viene también para el festival de Markaska (creo que se escribía así el nombre, si no ya lo corregiré mañana) y está llena. Pero nos veremos mañana. Y visitaré el centro de Zagreb. Ya os iré contando. De momento os dejo con la portada del libro que estoy leyendo. Es de un tal William Dampier, de finales del siglo XVII y de una nueva colección de Penguin Classics. Y os lo recomiendo encarecidamente a poco que os gusten las historias de piratas de los de verdad…

14 comentarios:

zeke dijo...

¿Ribic?.
Tengo el placer de poseer un tebeo con el peor dibujo que este autor ha echo en una convencion.
Pese a lo que diga Jorge desde su mundo.:-)

Alejandro Caveda dijo...

Ya conoces la Ley de Murphy: todo lo que pueda salir mal eventualmente en un viaje, saldrá. Pero lo importante es pasarlo bien de todos modos, así que ala, pasatelo genial en nombre de todos los prin... estooo, de todos los que nos quedamos aquí ;o)

Jaume Vaquer dijo...

El dibujo de Jorge Iván era algo mítico... ¡Recuerdo perfectamente la cara que se le quedó!
Hala, pásatelo bien y ya me cuentas. ¡Y a ver si cuelgas el original, canalla!

Jorge Iván Argiz dijo...

Mi dibujo es peor, dile que es un cabrón y que se curre uno que ya me darás tú, DIEGO, jeje.

En serio, dale un abrazote de mi parte y sigue con este diario. La primera entrega ha sido muy divertida y un blog paralelo que existia le hubiese sacado mucho juego, jeje

Pásalo bien

Diego dijo...

Zeke

Eso lo tenéis que arreglar vosotros, que yo ya me ofrecí en su momento a hacer una consulta popular pero no recibí imágenes de ambos dibujos, así que...

Alejandro

Tienes razón en cuanto a la Ley de Murphy, pero que no te quepa la menor de las dudas, me lo estoy pasando de puta madre :)

Jaume

Prometo colgar una imagen del original, no te preocupes...

Jorge

Sé que el señor Construcción en los sitios públicos, como plazas, parques, etc., con caños y surtidores de agua, y que se destina a diferentes usos (en plural y de primer apellido) Personaje de El Jueves dibujado por Monteys en solitario (de segundo apellido) y sus ¿amigos? se lo hubiesen pasado de puta madre con esta entrada. Pero hace unos meses que cerraron aquella estupidez (le animo a abrirla de nuevo si gusta, que ya verá lo bien que nos lo pasamos todos, sobre todo la benemérita, y no ha vuelto a dar la cara (nunca la dio, de hecho) así que... ¡Que se joda! (ya, ya sé que responder así a esos comentarios a estas horas no es plan, pero...)
Y seguiré con el relato del viaje, no te preocupes. Pero antes ¡a dormir!

zeke dijo...

"Eso lo tenéis que arreglar vosotros, que yo ya me ofrecí en su momento a hacer una consulta popular pero no recibí imágenes de ambos dibujos, así que..."
Eso paso por que la otra parte puso excusas que yo cumpli.:-)

Juan Rojas dijo...

que buenas vacaciones que te has montado , dale recuerdos y que lo paséis muy bien.

Sportinguista dijo...

Que vuelve el reto de dibujos de Ribic, y que Diego se los enseñe a Esad a ver si se muere de risa o de verguenza jajaja

Jorge Iván Argiz dijo...

ACTUALIZA... ¿En Croacia sólo ha pasado un día? ¡No me lo creo!

Sportinguista dijo...

Lo que ha pasado es mucho alcohol, seguro :p

Jorge Iván Argiz dijo...

Dios mío, ¡que crónica día a día más rara!

Diego dijo...

Zeke

Mi oferta sigue en pie. Podéis dirimir aquí cuál de los dos es de una calidad más... sui generis.

Juan

Recuerdos dados. Y no me puedo quejar de estos días de vacaciones, no. Más bien todo lo contrario.

Sportinguista

Volver vuelve. A ver si ahora llega a buen puerto

Jorge

Sí, sí, en serio. No pasó más que un día... creo... ya no distingo noche y día...

Sportinguista

¿Nos "vimos" en Zagreb? ¿Cómo sabes lo del alcohol si no...?

Jorge

Eh, eh, que dije que intentaría que fuera día a día. Y el fracaso fue absoluto, vale. Pero a cambio tienes entradas que te dan para varios días de lectura casi :)

chuslebra dijo...

Eres un pupas, siempre te pasan cosas raras en los viajes.
Otra cosa. ¿Que tipo de adivinanza hacias con Jorge? ¿El señor "construcción en los sitios públicos" es Gabino de Lorenzo?

Diego dijo...

Chuslebra

Pero no sólo a mí, a todo el mundo le pasan cosas raras en los viajes. Otra cosa es el grado de rareza...

Y lo de la adivinanza con Jorge es una referencia a un pobre gilipollas que ni esa referencia merece...