24.4.07

Viva el espíritu empresarial

Más de uno de vosotros pensará al leer esta entrada que va de coña. Pues no. O, al menos, no lo creo. Y si va de coña los de El País fueron los primeros en caer en ella. En fin, leedlo vosotros mismos y, si queréis más información, la tenéis aquí

3 comentarios:

EmeJota dijo...

Tenemos varios de estos a la puerta de mi oficina...

EmeJota dijo...

Historia de bus de camino a casa, ¿vale?

El bus petadísimo de gente en hora punta y hay un chaval de color vestido a lo Ali Gy a su lado hay un asiento vacío, sólo ocupado por una bolsa de plástico. Una chica asiática se acerca y le dice. "¿Te importa si me siento ahí?" Y el tío le contesta: "¿No ves que está ocupado?" La chavala se larga exclamando: "¡Claro! ¡Las bolsas de plástico son más importantes que las personas!" Y el muy gilipollas grita de vuelta: "¡Esta bolsa de plástico sí porque contiene 4500 libras en costo, imbécil!"

Sin palabras...

Diego dijo...

Emejota

Muy buena la historia del autobús, en serio. En tiempos se hacía algo semejante -lo de trapichear y tal- en el instituto de estudios africanos de una de las universidades londinenses. Como era un edificio propiedad de la reina, la policía tenía que avisar de antemano cuándo iban a ir, cuántos, etc... Y cada vez que avisaban de que iban a ir, surgían misteriosos pósters manuscritos que informaban a los estudiantes de esas visitas. En fin...