16.11.05

A Feast for Crows... menudo festín


Bueno, ayer presentaba las cincuenta primeras páginas, más o menos, de La Canción de Fuego y Hielo y hoy me espera una tarea un poco más ardua: tratar de comentar el cuarto volumen, A Feast for Crows sin reventar nada relevante de la trama. Y cuesta, de verdad que cuesta.

Por si sentís mucha curiosidad, efectivamente en este libro también mueren personajes (y atentos que no digo que los muertos sean de los más relevantes o de los secundarios), sabemos qué ocurre con la dama que se nos presentaba de nuevo al final del tercer volumen, vemos cómo evoluciona el comandante de la guardia real, lo que ocurre en torno al trono y, en general, todo lo que pasa en torno al sur de la isla (y un par de sitios más). Aparece un momento por ahí Jon Snow (por si a alguien le interesa) pero de Tyrion, los hermanos (que no hermanas, ojo) Stark o Daenerys no se dice ni palabra. Sí sabemos de lo que le ocurre al resto de los Lannister, a Briene de Tarth y a un par de personajes nuevos y bastante interesantes, sobre todo los de Dorne, que cobran voz propia.

Surgen nuevos cabronazos que acompañan perfectamente a los que ya existían, aunque algunos de los ya existentes empiecen a reformarse o algo así (más bien a 'algo así' que a reformarse, pero bueno, ya me entendéis) sin que eso afecte en lo más mínimo a la admiración que siento por Martin. Me parece increíble que una misma mente sea capaz de crear seres tan nobles por una parte y tan retorcidos por otra. Y dándoles un toque de humanidad de lo más creíble.

El tono del libro es más oscuro que el de tomos anteriores. El título no está puesto por casualidad, y es verdad que los cuervos se pegan un auténtico festín. La desesperación imprega muchas de las páginas. A veces sientes una rabia incontrolable y casi casi te dan ganas de gritarle en voz alta a algún personaje que no se fíe de otro, o que, por el contrario, no malinterprete sus palabras ni sus actos (bueno, tanto como ganas de gritar de verdad no, pero ya me entendéis...)

Las descripciones de los combates y las heridas son bastante sangrientos, pero sin llegar al 'gore', y al mismo tiempo cobra especial relevancia el paisaje. Me estoy acordando sobre todo de cómo nos narra un descenso desde el castillo de los Arryn hasta el fondo del valle, a lomos de mulas por unos acantilados azotados por el viento, con los personajes bamboleándose en las sillas, la nieve a punto de caer, con charcos helados que convierten las cornisas por las que se mueven los protagonistas (que no héroes) en auténticas trampas...

La capacidad de evocación de Martin es extraordinaria, los personajes que crea parecen reales, con sus defectos y virtudes, la acción avanza... y eso que en principio este tomo trata acerca de los personajes que menos me interesaban. Pues a pesar de eso, estoy ya mordiéndome las uñas para saber qué les ocurre a los Lannister, a Sam, a las hermanas Stark, a...

Qué triste. Meses y meses esperando a que salga el libro, soportando la decepción de que en el cuarto tomo no aparezca más que la mitad de los personajes, pensando que no me iba a gustar tanto... y ahora que lo acabé la tristeza es doble. Por un lado, porque sigo sin saber lo que le ocurre a la mitad del 'reparto' de esta obra. Y por la otra porque Martin es un auténtico maestro del continuará y ya tengo ganas de saber qué le ocurre a aquellos cuyas aventuras acabo de leer, cómo resuelve las situaciones que quedan colgando ahora.

Bueno, considerando que Juego de Tronos, el primer tomo de la saga, es de 1998, que acaba de salir a finales de 2005 el cuarto volumen, que el quinto está previsto para febrero de 2007 (a pesar de que en teoría más de la mitad está escrito ya, según el propio Martin) y que van a ser siete, igual mis nietos no tienen que esperar para leerlos todos juntos... seguro que el último se publica para cuando ellos ya puedan disfrutarlo. Si es que, digan lo que digan, es dura la vida del friki...

3 comentarios:

Edu M. dijo...

Yo acabo de empezarlo practicamente, por que me caigo de sueño cuando puedo leer que sino, dios necesito unas vacaciones para poder leer.

BLAGDAROS dijo...

Pues me estais metiendo ganas de meterme con la saga.

Últimamente le estoy dando bastante a la fantasía. De momento estoy con Añoranzas y Pesares y a entremedias, con las Crónicas de Belgarath; dos clásicos.

Ahora que me acuerdo, también me faltan dos de Geralt por leer. Y supongo que no tardará en salir el sexto.

Así que en definitiva, creo que aún tardaré en necesitar buscar algo que leer; pero tendré en cuenta la saga para cuando me haga falta lo cual, al ritmo de lectura que llevo, será dentro de bastante.

Diego dijo...

Balvaro

Deja todo lo demás de lado y ponte con estos. No te arrepentirás. Palabra.