10.11.05

Cambio de tercio (Elizabethtown)

Pues sí, volvemos a la oscuridad de la sala de cine hoy. La culpa la tienen Cameron Crowe, Kirsten Dunst, Jessica Biel y Elizabethtown. Biel me gusta desde los tiempos de Seventh Heaven (esa serie matinal de Tele5 que contaba la vida de un pastor protestante, su mujer y sus siete hijos... Biel era la mayor de las hijas), Dunst no es uno de mis mitos eróticos pero sí me parece medianamente buena actriz (a pesar de -o quizás gracias a- esa boca de mala que se gasta) y de Crowe no me apasionó nada, salvo Casi Famosos.

Esta es la sexta película como director de Crowe y las anteriores... pues en fin. Para ver Vanilla Sky me quedo con Abre los Ojos, que Penélope Cruz lo hace igual de mal en las dos, y Jerry Maguire me parece de lo más empalagoso. Claro que también había leído buenas críticas de Elizabethtown y la anterior película de Crowe me había gustado, así que decidí darle ayer una oportunidad.

Y, hombre, no es que esté mal, pero tampoco es ninguna maravilla. Orlando Bloom interpreta a Drew Baylor, autor al parecer de una de las mayores cagadas industriales de la historia y cuyo padre acaba de morir. Kirsten Dunst es Claire, azafata del avión en el que vuela Bloom y, cómo no, la chica de la peli. Y ya está. El resto es un batiburrillo extraño en el que se cuela la familia de Bloom (desde los parientes raros de Elizabethtown, Kentucky, hasta la madre y hermana del protagonista), una banda sonora bastante buena (eso sí que hay que concedérselo al bueno de Crowe... las bandas sonoras de sus pelis suelen ser muy buenas), unas actuaciones pésimas (Bloom, of course) y un guión que no es ni comedia ni drama ni nada de nada.

La historia de cómo se conocen los protagonistas no está mal, pero la película pega demasiados altibajos para mi gusto. Se pierde en divagaciones y trata de hacerte reír y llorar al mismo tiempo, y eso es extremadamente difícil. Quizás con un protagonista que despertase más empatía que Bloom... cuesta verlo en la piel de un perdedor (por lo menos relativo) afectado por la muerte de su padre, la verdad.

Y a pesar de todo lo dicho hasta ahora salí con buen cuerpo del cine. Los últimos minutos no están mal, al cabo de un rato de salir te olvidas de muchos de los detalles negativos y te descubres tarareando alguna de las canciones, riéndote con alguno de los diálogos (los hay bastante buenos, sobre todo con el video educativo) y hasta te echas unas risas. ¿Es grave lo mío, doctor?

5 comentarios:

Edu M. dijo...

Yo desde que vi el primer trailer llevo queriendo ver esta peli, aunque depués las criticas no fueran muy buenas. Aun tendré que esperar a que se estrene por aqui

El Replicante Nexus 7D dijo...

Yo, lo siento en el alma, pero a Bloom si no es con arco o aspecto pirata, casi prefiero ni verlo.

El GRAN BLUFF del Reino de los Cielos (la podrían haber estrenado solo allí, en los cielos que espero nunca ver) me dejó helado. HE- LA- DO.

Pa escupirles, vamos. Y no creo que me anime a darle otra oportunidad con la novia de Spidey ;)

JB32 dijo...

Diego, he leido por ahí que se parece bastante a Garden State (película que por cierto me gusta bastante).

¿Qué opinas?

Un saludo.

Diego dijo...

jb32, se parece a Garden State en lo de viaje iniciático, vuelta a las raíces y eso, pero no llega ni de lejos al nivel de Garden State.

JB32 dijo...

Gracias Diego, pues me parece que lo que voy a hacer es comprarme el DVD de Garden State.

Un saludo.