21.6.06

Va de series (3): Veronica Mars 2ª temporada


Y seguimos de series. En este caso con mi detective adolescente favorita, la inigualable y sin par Veronica Mars. Hace unos meses comenté ya mis impresiones sobre la serie (si a alguien le interesan están en el mes de enero, concretamente el día 18), así que no voy a repetir lo que ya empecé a decir allí. Bueno, o sí... esta serie es cojonuda. Una mezcla entre The O.C. o 90210 (por lo de culebrón, aunque muy bien llevado) y alguna novela de Chandler, como bien decía Germán Menéndez.

Esta segunda temporada mantiene algunas de las constantes de la primera, pero al mismo tiempo evoluciona, crece, igual que nuestra Veronica, que está ya en su último año de instituto. La serie ya no consiste sólo en un caso-guía que se va repitiendo a lo largo de la temporada como un leit motiv constante, como un hilo conductor al tiempo que se combina con casos menores que se resuelven en el mismo episodio. Ya no hay una sola subtrama que lleve el peso de la temporada sino que las subtramas se multiplican. Tenemos un poco de todo, accidentes escolares, abusos a menores, embarazos adolescentes, elecciones a Sheriff, juicios, novios, amigos, padres desconocidos, mediums y mala leche. Mucha mala leche. La srta. Mars sigue siendo de armas tomar, con una mala baba digna de admiración, además de un ingenio y capacidad de improvisación realmente sorprendentes... aunque, a diferencia de la primera temporada (con la salvedad, quizás, de los últimos capítulos de esa primera entrega) no bastan para mantenerla a salvo de todo mal. Y es que en esta temporada llegamos a pasarlo mal por Veronica, llegamos a temer por su integridad.

Por si todo esto no bastara, hay un elemento más que a muchos visitantes os resultará bastante atractivo: sale Charisma Carpenter. Y no sólo en un par de capítulos, sino en prácticamente toda la temporada (también aparece Alyson Hannigan, aunque a lo mejor eso os llama menos la atención... a menos que seais Buffyadictos, claro, que entonces seguro que os interesa más).

Veronica crece y la complejidad de la serie lo hace con ella. Un poco como con los libros de Harry Potter, si queréis (aunque a un nivel muy, muy distinto, claro está). Tengo ganas de ver qué le pasa el año que viene. Cómo se van a resolver los interrogantes que (un poco deprisa y corriendo, eso sí) se plantean en el último capítulo. Sí, igual que en la primera temporada todo se resuelve en el último capítulo. Y de mala manera. Pero qué más da. Nada se queda en el tintero (menos los nuevos interrogantes, claro está). El malo (los malos, casi) vuelve a ser el menos esperado, y, ahora que lo pienso, responsable de casi todo lo que pasa. Sigues queriendo a los personajes, pero desde otra óptica. No sé si lo había dicho ya, pero, por si no había quedado claro: las historias y los personajes evolucionan, crecen, se van haciendo mayores. Y cómo (y no, no lo digo sólo por Kristen Bell, aunque también). Y estoy enganchado. Ah, una nota friki para acabar, si llegáis a ver la segunda temporada, que sepáis que el primer tipo que atiende a Veronica cuando va a alquilar un coche (el de la foto en la pared... si veis la serie ya os daréis cuenta) es Joss Whedon, el creador no sólo de la ya mencionada Buffy, sino también de la nunca bien ponderada ni suficientemente alabada Firefly.

7 comentarios:

Rafa dijo...

Todo el mundo habla de esta serie, habrá que echarle un vistazo.
Eso sí, no puede ser mejor que Firefly. Eso fijo.
A ver si te vienes y nos tomamos la penúltima en una terracita (sin tener que currar al día siguiente, quicir).

Anónimo dijo...

Y el tendero de la gasolinera es Kevin Smith.

Edu M. dijo...

SI que el final de esta temporada es un poco aprisa y corriendo pero al mismo tiempo no deja de ser admirable que los guionistas de veronica sean capaces de solucionar en un capitulo lo que los de Lost no son capaces en 2 temporadas.

Y sin desvelar nada, no me digas que no tuvo su punto ese genio del mal casi de comic xD. Y al mismo tiempo un final bastante deprimente la verdad.

Diego dijo...

Rafa

No, hombre, no. No cometo la herejía de decir que sea mejor que Firefly. De hecho hablo de la 'nunca bien ponderada ni suficientemente alabada Firefly'. Y te tomo la palabra, pero ten cuidado, que si voy igual no me quiero largar :)

Anónimo

Cierto, cierto. En un papel digno de cualquiera de sus películas

Edu

De Lost no me hagas hablar que ya sabes que me parece bastante bluff, la verdad.

Y sí, el final me parece antológico. Me recuerda casi a los seriales yankis de los años 40. Tiene toques casi de aquella época. El villano es de cómic total (vaya sorpresa al enterarme de quién era, la verdad) y sí que deprime cómo 'resuelven' todo. A ver si mantiene el nivel, que cada vez estoy más enganchado...

Soraya dijo...

Yo tengo ganas de verla, a ver si me la pasa alguien...XD

Anónimo dijo...

Hola Diego,

Soy Germán Ménéndez.
De nuevo aquí hablando de nuestra amiga Veronica.
Y bueno, lamento diferir -bueno, no lo lamento porque es mi sincera opinión- pero para mi VM si que es mejor que Firefly... por otra parte habría que ver con que parametros comparar dos series tan buenas y tan diferentes, pero yo me lo he pasado mejor con VM, especialmente cuando la primera temporada va cogiendo velocidad....
y el último capitulo es antológico, pero es que también lo son más de media docena de ellos a lo largo de la serie -los demas son simplemente muy buenos-.
Solo añadir que acabo de ver que la 2º temporada estará lista en Amazon en Agosto: ya se me hace largo el verano!

Por cierto Diego, va s a venir a la SN? Yo estoy bastante desconectado del tema por razones personales y no se si nos vamos a encontrar allí.

Cuidate,
G M F

Diego dijo...

Germán

En ningún momento se me ocurriría comparar ambas series... no, lo que digo es que en VM aparece Joss Whedon, creador de la nunca suficientemente alabada ni bien ponderada Firefly... pero no sabría ni por dónde empezar si tuviese que comparar ambas series.

Si quieres la segunda temporada (en inglés, eso sí, aunque con subtítulos) te la puedo pasar en la SN... si es que al final voy, que todavía no lo tengo nada claro. De todas todas, tengo ganas de verte y darte un abrazo.

Diego