19.12.07

Soy Leyenda/I Am Legend

-Antes de empezar a leer esta entrada, lector, que sepas que, aunque trataré de que no demasiado, cabe la posibilidad de que destripe parte del argumento de la película... no será demasiado, pero si prefieres ir a verla sin información de antemano, mejor que no sigas leyendo-

El lunes pasado pude ir, con bastantes más problemas de los que preveía en un principio, a ver el preestreno de Soy Leyenda, la última película protagonizada por Will Smith. Pero no era el bueno de Smith el que me llevaba a la sala. Eran las expectativas por ver una nueva adaptación de la obra de Richard Matheson, escritor que siempre me ha parecido más que interesante.

Hace años que leí la novela original, y reconozco que no recuerdo muchos de los detalles. Sí recuerdo el tono general del escrito, y el final, que me impactó mucho en su momento. Así que entré en la sala sin demasiados a prioris, sin expectativas sino simplemente dispuesto a dejarme entretener y a ver si recuperaban por lo menos el espíritu de la obra.

Hora y tres cuartos después salí razonablemente entretenido del cine y convencido de que aquello era una película que se deja ver, pero no una adaptación de la obra de Matheson. Sí, el protagonista se llama Neville, y tiene un perro que le acompaña, y es, se supone, el último hombre vivo... pero no es Soy Leyenda.



Aunque eso tampoco quiere decir que sea una mala película, ni mucho menos. El argumento es medianamente coherente y está más o menos bien llevado hasta los últimos minutos. Quizás se pasan un poco incidiendo en cómo afecta a Neville el hecho de estar solo en el planeta y demás, pero supongo que habría que ponerse en su pellejo. Los planos de Nueva York convertida casi en una jungla están muy bien, la verdad, y la película está bien rodada, sin demasiada cámara en mano, que podía haber sido muy liosa.

Fallan un poco, eso sí, los efectos especiales, tanto de los animales que se ven correteando por Manhattan como de los mutantes, que cantan a generados por ordenador. Y es una pena, porque casi dan más miedo cuando acechan entre las sombras que cuando se les ve a las claras.

Una lástima, aunque es peor la falta de respeto al final de la novela. A partir de los 2/3 de película la historia se separa totalmente del relato original (que tampoco es que lo respetase demasiado antes, pero bueno) y llegamos a un final... en fin, que no lo voy a reventar, pero no me convenció demasiado.



En resumen, una película entretenida, rápida, relativamente corta para los estándares de hoy en día, casi monopolizada por Will Smith (sin que se haga especialmente cargante, por cierto) y que se deja ver sin problemas. No me parece que sea como para batir récords de taquilla (aunque lo está haciendo) y el final podía haber sido mejor, pero aún así me gustó. Me pareció una película del estilo de 28 Días o cualquier otra de las de zombies de estos últimos años (basta cambiar no muertos por mutantes y ya), pero de las bien hechas. Eso sí, repito, NO es 'Soy Leyenda'. Si conseguís que os dé igual lo de que no sea fiel al libro, pasaréis un buen rato...

P.S. Por cierto, nota friki, en la secuencia de los leones, fijaos en el cartel publicitario que cuelga de uno de los edificios. Tiene tal que la pinta del logo de esta portada...


1 comentario:

Kike dijo...

Prácticamente opino lo mismo sobre la película. La película es bastante entretenida, y si no has leído el libro puede que salgas con mejor opinión. Yo había acabado el libro un día antes de ver la película, y pese a ya tener en mente que cambiarían las localizaciones, el físico del protagonista, y algunas cosas más, podría estar bien aún...pero al final adaptar adaptar..., No , esto no es Soy leyenda... pero no por ello es que sea mala película ni mucho menos, pero casi le podían haber cambiado el título...

En fin...yo que esperaba oír el "¡Sal Neville!". Y el final...no se...¿Demasiado Feliz?

Un saludo!